UNA NUEVA AVENTIURA CON UNA SEXY MILF LLAMADA IVON
Aquí les dejo otra de tantas aventuras que he vivido a mi corta edad esto me paso cuando hace un par de años esperando el metro en el andén como cualquier día, cuando de pronto veo a una madurita exquisita de esas veces cuando vez a una mujer tan agradable que no puedes dejar de mirarla. Por lo que la sigo con la mirada durante su trayecto por todo el andén dirigiéndose hacia adelante donde sabemos que se divide el convoy (En México el subterráneo está dividido entre hombres y mujeres) conforme se iba alejando perdía detalle de sus hermosas curvas por lo que decidí avanzar un poco hacia la misma dirección que ella cuando de pronto veo que al llegar a la separación de mujeres no hay policía que vigile ese apartado. Lo que me llevo a tomar la siguiente decisión si conformarme solo con la pequeña vista que me había brindado esta bella señora con su andar o arriesgarme a cruzar esa delgada línea que nos divide tanto a mujeres como a hombres, al llegar el metro como si fuera por instinto acelere el paso hasta alcanzar el vagón donde ella se había metido (había cruzado la frontera)ahora que lo pienso fue increíble lo que hice con tal de admirarla un poco más y quien sabe con suerte tal vez podía rozarla un poco.

Ya adentro del vagón me pare justo a su lado vaya que tenía unas caderas impresionantes y con la manera tan agradable de vestir lucia mucho más su bonita figura, ese día tan bella madurita llevaba unas pantimedias negras acompañadas con una minifalda verde ceñida a sus caderas con lo que esta fusión dejaba a la vista tan bonitas piernas subidas en unas zapatillas negras de plataforma, en la parte superior no se podía notar demasiado puesto que llevaba un abrigo negro junto con una bufanda del mismo color, un poco más arriba, unos hermosos ojos con unas pestañotas como complemento unos lentes de esos que encontramos en una sexy ejecutiva, profesora, doctora, enfermera, etc. de cualquier película para adultos.

Conforme el metro iba avanzando alcance a pasar las yemas de mis dedos sobre sus redondas y duras nalgas, no paso de ahí pues al llegar a la siguiente estación bajo gente lo que hizo que ella se recorriera a la entrada alejándose de mí, entonces no me quedo de otra más que seguir observando sus piernotas, así nos fuimos unas cuantas estaciones cuando me percato que está apunto de descender me acerco a la puerta para bajar junto con ella.

Después de descender inmediatamente tomo las escaleras lo que me regalo una vista extraordinaria de sus piernas, con cada nuevo escalón su faldita se le subía aún más al terminar las escaleras su manera coqueta de bajarse la falda me atrajo mucho más, si ella me lo pidiera yo le acomodaba su faldita con mucho gusto, en ese momento quería que todo mundo desapareciera para poder cruzar unas cuantas palabras con ella, pero como todos sabemos después de bajar del metro eso es prácticamente imposible ya que casi siempre los que bajan toman el mismo pasillo que los conduce a la salida de las instalaciones.

Mientras caminaba tras ella me encontraba en el dilema de si abordarla o no, avanzaba muy nervioso debido a su imponente imagen una sexy MILF ejecutiva, si no la abordaba seguramente me iba arrepentir, y si lo hacía ¿cómo reaccionaría? seguramente se m*****aría, me mandaría muy lejos, armaría un escándalo, me rechazaría o quien sabe tal vez podría ser muy simpática. ¿Qué es lo que are? Pensaba…

Ya había avanzado demasiado como para dejarla ir así como así, de tanto pensar en mi siguiente movimiento sin darme cuenta ya la tenía a un par de pasos de distancia, enseguida volteo para ver que tan cerca viene la gente, entonces me lanzo con cierto nerviosismo pero ya estoy aquí, es ahora o nunca:

YO- “Señorita” disculpe ¿Le puedo robar un minuto?
I: Dígame.
YO: Ah Bueno espero no m*****arla es que la verdad me agrado y me preguntaba si podía platicar con usted.
I: No es que la verdad ya llevo prisa,
YO: Bueno no habrá forma de que la invite a salir en otra ocasión.
I: (Risitas) Ándale, ora sí que me alagas y a la vez me…
YO: Perdón, como le digo espero no m*****arla la verdad es que me agrado se me hace muy atractiva y no se me gustaría conocerla claro si usted me lo permite.
I: Pero eee-estas bien chiquito.
YO: Pues ni tanto.
I: Bueno digo de edad, eres muy chico, no? de edad.
I: Muchas gracias me alagas de verdad pero pues yo te pueblo doblar la edad.
YO: Pero bueno dicen que la edad es lo de menos.
I: (Risas).
YO: Pues no se le nota la verdad se ve bastante joven.
I: Muchas gracias, bueno digo gracias adiós siempre me he cuidado.

Continuamos platicando unos cuantos minutos, ya sobre el final de dicha plática dijo:

I: Bueno dame tu número y yo te marco después.

Al término de la breve charla me despido dándole un beso en su mejilla y me retiro, recuerdo que ya de regreso hacia donde me la había encontrado solo decía “ojala y me marque” y que no solo haya tomado mi número para deshacerse de mí. Así me fui todo el trayecto directo a casa solo quería volver a saber de ella y poder charlar tranquilamente sin nada que interrumpiera.

Pasaban las horas y no sabía nada de ella, comenzaba a hacerme ideas en la cabeza, que no la conocería o que tal vez sería una mujer casada y no podría contactarme hasta el día siguiente, fue alrededor de las 9:00 PM que me llego un WhatsApp de un número desconocido, de inmediato supe que era ella, fue así como comenzó la serie de preguntas y respuestas como: ¿si sabía quién era?, ¿Por qué me anime hablarle?, ¿Qué vi en ella?, ¿Qué si me gustaban maduras?, me comento que era muy valiente ya que muchos no se atrevían a hablarle y que se sorprendió por mi edad y el hecho de que la haya abordado. Dijo: soy psicóloga y sé que muchas personas se reprimen de cosas que quieren realizar pero por falta de autoestima, timidez, inmadurez entre otras cosas no las hacen, pero tú eres muy aventado menciono que eso le había agradado de mí.

Yo: Creí que no me iba hablar.
I: ¿Por qué pensaste eso?, la verdad iba a esperar tal vez hasta mañana para contactarme pero no pude y aquí estoy.
Yo: Me alegra saber eso yo también me la pase toda la tarde pensando en si se comunicaría, la verdad es ud muy atractiva, me llamo mucho la atención y tampoco me pude resistir el no hablarle, si no le hablaba seguramente me lamentaría.
I: Tanto así, pues ¿qué te llamo la atención de mí? como te dije hace rato tengo lo doble de edad que tú, un hijo de tu edad.
Yo: Pues todo en realidad, es ud muy guapa, además su manera de vestir le va muy bien con su figura, es muy atractiva y más aún vestida de esa manera, de manera sexy pero sin llegar a lo vulgar me gustan las mujeres así. Claro está dicho todo esto con todo respeto.
I: Haaa muchas gracias de verdad me alagas, haces que me sonroje.
Yo: Solo digo lo que vi, solo la verdad.
I: Siiii, digo para que un chico de tu edad se fije en mi vaya me hiciste la tarde…oye pero no me hables de Ud. Ya que me haces sentir más vieja, bueno si lo soy pero no tanto…

La conversación continúo hasta largas horas de la mad**gada, ya saben platicando de cosas irrelevantes, así nos la pasamos platicando las siguientes noches hasta cumplir una semana aproximadamente antes de acordar nuestra primer cita.

Ese día casualmente era día festivo por lo que había poca actividad por las calles de la ciudad, llegue puntual a la hora acordada no tarde 5 min. Esperando cuando veo bajar de una micro a la señora Ivonne, vaya mujeron se veía muy bien con su ropa deportiva ceñida al cuerpo y una blusa escotada color verde –como lo dije era día feriado por lo que tomo la decisión de usar ropa cómoda para ese día- no fue hasta ese momento que me percate de las enormes chichotas que se cargaba, como complemento sus lentes de sol.

Nos saludamos y acordamos ir por un café, tomamos asiento quedando uno enfrente del otro platicando por varias horas pero a gusto disfrutando la escena que me brindaban sus grandes senos, los cuales se notaban a simple vista pero más aún cuando recargaba los brazos sobre la mesa, no sé si ella noto mi mirada hacia esa dirección, pero dentro de la plática no recuerdo porque o como paso, solo sé que momento después tomo mi mano y lo dirigió directo a su pecho argumentando un dolor o agitación en el mismo, en fin el punto es que ahí estaba yo disfrutando tan grata acción uuufff eso me calentó más de lo que ya estaba, tenía tantas ganas de apretar uno de esos globotes.

Después de un largo rato dentro de la cafetería le pedí que diéramos una vuelta a lo que ella accedió, salimos del establecimiento, caminando por las calles aledañas, mientras ella me tomaba del brazo lo cual me agrado pues me andaba paseando con una sexy MILF mientras los demás solo podían observar.

Así transcurrió la cita sin más que agregar -ya saben siendo todo un caballero para que entre más en confianza- hasta que llegó el momento de despedirnos, le sugerí acompañarla hasta su transporte, a lo cual ella agradeció, nos dirigimos por unas calles atrás de donde pasa el metro, lugar donde se encontraba la base de combis, de pronto se paró en una esquina poco transitada mostrándome dicha base de transporte publico… –

I: Aquí tomo mi transporte, si quieres déjame aquí para que te regreses tranquilo. – Estaba preparando el terreno para lo que vendría después-.
Yo: No se preocupe, es un placer acompañarla.
I: Muchas gracias.

Nos quedamos platicando unos cuantos minutos más en ese lugar obscuro hasta que llegó la hora despedirnos.

I: Bueno me despido –diciendo esto mientras nos tomamos de la mano y damos el respectivo beso en la mejilla-
Yo: Claro que si espero verla en otra ocasión.

De pronto decide darme un abrazo a lo que yo conteste dándole un buen apretón entre mis brazos pegando sus enormes pechos contra el mío, con mis labios cerca de su cuello.

I: Gracias sabes, me la pase muy bien no sé por qué te llame la atención pero me hiciste sentir muy bien.

Ya no hubo más que agregar al terminar estas líneas ambos buscamos nuestros labios fundiéndonos en un beso apasionado el cual alargamos lo más que se pudo, con los ojos cerrados y disfrutando de esos suculentos labios a veces lento, de pronto un poco más intensos, en ocasiones mordiéndola, en otras con las lenguas entrelazadas. Mientras tanto mis manos se deslizaban por sobre su espalda hasta alcanzar el inicio de sus impresionantes nalgotas pero aun sin pasar más allá.

I: Apoco te ibas a ir así sin darme un beso.
Yo: Bueno aunque esa idea me desagradaba si pensaba quedarme con las ganas, pues no quiero que se lleve una mala impresión.
I: Y ahora qué piensas.
Yo: Ahora pienso esto… tomándola de la cintura la jalo hacia mi plantándole otro buen beso ya sin contenerme deslizo mi mano por sus nalgotas apoderándome completamente de ese par tan delicioso, sin olvidarme de atender también a sus deliciosos cantaros de leche, así nos estuvimos un largo rato.
I: Traviesito lástima que ya es algo tarde sino te robaba.
Yo: Si es una verdadera lástima, pero ya habrá tiempo.

La acompañe hasta tomar el transporte y así nos despedimos, los días siguientes continuamos platicando por whats, acordando a la semana nuestra siguiente cita, me pidió que fuera por ella a su trabajo y así lo hice resumiéndoles la historia esta segunda ocasión fue muy parecida a la anterior aunque con mayor intensidad y aun con más deseo el uno del otro, nos estábamos reservando para lo mejor ya que la semana siguiente seria 14 de febrero vaya que fue un día intenso…Continuara.

Cuéntenme que les está pareciendo esta historia, comenten dudas sugerencias, no soy escritor pero espero haberlo de una manera clara.