Amateur

Palabras sucias y cabeza libre
A lo largo de su vida mi madre no solamente ha recibido toda clase de palabras sucias, cachondas, piropos, de sus parejas, en la calle, en la red y hasta de sus propios familiares, sino que también ella ha sido una gran piropiadora.
No solamente es de las mujeres que frente a todos dice la clásica papacito, chiquito estás bien bueno, tanto a los suyos o cuando ve algún hombre buenote en la tv o etc etc, hasta tiene una frase muy recurrente cuando está con puras amigas, “que pitote”, tal vez con esto les recuerde al Pito Lindo jajajajaja sino que ella es también tiene buena labia en cuestión de palabras que la motivan cuando está caliente en la intimidad.
Tanto salidas de su boca, como escritas, como ya anteriormente les he dicho en la red, además que con puño y letra le he encontrado.
Y retomando lo de cabeza libre, una de sus palabras más recurrentes en la intimidad o con la que le gusta piropear a sus hombres es “hay que sabrosa cabezota”, no solamente por su enorme gusto por mamar penes, sino por su obsesivo deseo a las vergas circuncidadas.
De hecho todos los hombres formales que ha tenido tienen el mismo tipo de corte jajajajaja y de hecho de su propia boca he escuchado decir que le gusta así, incluso la gran cantidad de penes que le han mandado por la red, ya sea fotos y videos, los que no están circuncidados los borra inmediatamente e incluso a la mayoría los bloquea.
Incluso en su nube tiene una buena colección de fotos y videos de riatas cabezonas y hay buen selecto sector de hombres y chavitos que tiene como favoritos en sus contactos por poseer unos penes “deliciosos”.
Entre ellos están tres chavitos, dos argentinos y un español, con los que constantemente se habla desde hace tiempo, e incluso se han puesto de acuerdo con ellos para verse en dado caso que ellos vengan o ella vaya a sus lugares, además de un señor paraguayo que me ha sorprendido desde hace años, ya que es de su edad más o menos, pero el wey siempre se le pone en video en vivo con el pito bien parado según él sin viagra y lo tiene muy grande y super rosa.
El ruco aunque es delgado, tiene el aspecto de santa clos, porque tiene la barba larga, espesa y blanca, además de ojo verde y al parecer alguna vez se vieron, una ocasión que él vino a mi tierra hace tiempo, bueno muy cerca de aquí y digo al parecer se vieron, porque jamás encontré evidencia de ello, aunque ellos hablan de su contacto muy claramente, incluso dice que se quedaron con ganas de mucho más, pues hasta el bato le dice que gracias a ella aprendió a decirle a su vagina, panochita, porque él le decía puchita.
De hecho no dudo nada de ese encuentro porque incluso coincidió con una salida de una semana de mi madre con una tía de fuera, pero más que todo me quedé con ganas ver ese cogidón, es por eso que tengo esa espinita clavada, creo que ella no sé si decir que se quedó enamorada de él, incluso llegaron a prometerse irse a vivir juntos algún día, ya sea aquí o ella irse a su país a pesar de que ambos tienen pareja, pero obviamente eso nunca se concretó, incluso ya tienen tiempo de no escribirse.
Y ya para terminar el segmento cabeza libre, les diré que de hecho ella tiene videos porno guardados y su historial está en su mayoría lleno de mujeres mamando penes grandes y cabezones y rozados, aunque la mayoría de los penes que se ha metido en todos sus hoyos han sido morenos, pero bueno está claro que ese es su sueño, pero como por acá no hay tantos de esos pues nomás se cachondea viéndolos para después echarse de postre un churro jajajaja
Siguiendo con su florido lenguaje en la cama, o donde sea, varias de las palabras que más repite en el coito, es “que rica” “cojeme” “duro” “dame puto” “hay que rico” “que rica” “rápido cabrón” “cuajate” “chiquito” “así papasito”.
Y otras palabras menos recurrentes son “échamelos todos” “quieres mi panochita” o “te gusta mi panochita” “si por la colita si” “que vergota” o “que cosota” “te la podría chupar todo el día” “hay Dios” “lléname de leche” “lléname la boca” “está bien dura”.
Otras que menos utiliza pero son cuando más cachonda está es “métemela toda hijo de puta” “cojes como niña” “méteme hasta los huevos” “eres el mejor” “lléname las nalgas de leche” “lléname la boca de leche” “lléname la cara de leche” “soy tu puta” “soy tuya” “oi nomas” “te gustan mis nalguitas” “me la voy a tragar todita” “eres puto”, entre otras que por el momento no me vienen a la mente.
Como dato, siempre cuando la nalguean dice “hay”, siempre, además de cuando le dan golpeas con el pene por fuera de la vagina normalmente dice “cachetéamela”, además de gemidos, que no se si alguna vez lo dije, son extremadamente cachondos, sobre todo en los primeros 30 minutos, después de tan caliente que está pues de plano grita como cualquier otra.
Por último dato cuando se viene que es como mínimo 6 veces por cada cogida, aprieta las nalgas y pone los ojos en blanco además de pujar, y ya como cuando va por la 5 puja y dice “a su madre”.