Anal

Andreita libertad
Andreita libertad

Mi nombre es Andrea, después de una vida encadenada a un matrimonio toxico tras 20 años de relación me arme de valor y decidí reiniciar mi vida, fueron muchos los conflictos emocionales que me evitaban dar el paso, cargas familiares, trabajo ,casa… pero que coño, soy una tía fuerte.

Después de unos meses ,mi vida empezaba a tomar forma, tenia mi propia casa y por suerte para mi disfrutaba de una custodia compartida, la cual me daba mis momentos de libertad.

Tras 20 años de relación y teniendo sexo con la misma persona, creedme que sentía unas ganas locas de que alguien nuevo me hiciera vibrar, que digo ganas, mas bien era una necesidad…

Llegaba el fin de semana, así que llame a mi mejor amiga Lucia y le dije si este fin de semana le apetecía salir un rato, a lo que ella sin dudarlo ni un segundo acepto, Lucia es la típica amiga loca que todos tenemos, con ella todo lo que te imagines puede pasar, su personalidad es exageradamente extrovertida, muchísimo mas que yo.

Decidimos ir a un restaurante cerca de la zona de marcha de palma, me vestí un poco explosiva, llevaba unos pantalones tipo de cuero con un corsé negro y rojo bastante erótico, mis pechos tersos desviaban la mirada de los hombres del restaurante, joder que sensación de poderío jejejej os juro que me sentí poderosa, eso provoco un ligero calambre en mi clítoris, pedimos sangría para beber uix empezábamos bien la noche, entre risas y una larga conversación terminamos de cenar.

Mientras íbamos caminando nos ofrecían entrar en diferentes locales, nos ofrecieron entradas gratis, chupitos y esas cosas …Pero teníamos claro donde ir así que sin entretenernos nos dirigimos al local.

-Jo Lucia donde me estas metiendo?
-Tía deja que fluya es pronto… ahora empezara a llenarse
– Que fluya jajaja va que quieres de beber…
-Un gin tonic

Nos acercamos a la barra y pedimos para beber, cogimos nuestras copas y nos fuimos a un sitio apartado para beber tranquilas, estábamos comentando como estaba el ambiente jaja mientras hablábamos paso por delante nuestra un chico que me hipnotizo con su mirada, hubo un intercambio de miradas muy intenso… mi clítoris volvió a responder a los estímulos de mi cerebro, jolín esto de llevar medio año sin echar un polvo me esta pasando factura… Perdí de vista al chico de la mirada hipnótica, terminamos nuestras copas y nos fuimos a la pista de baile, ostras al levantarme me notaba algo mareada, entre la sangría y el gin tonic me había subido, la falta de costumbre dicen jajajaj.

Empezamos a bailar lucia y yo, entre risas y movimientos sensuales, ya teníamos a un ejercito de moscardones rodeándonos, ostras que sensación tan encontrada tengo, me agobia , pero a la vez me pone…Pero bueno me lo estoy pasando genial con lucia y seguimos haciendo las tontas como si fuésemos dos crías, sonó una bachata, lucia me cogió y empezamos a bailar, cogió mis brazos y los subió a sus hombros y quedamos las dos abrazadas, ella contoneaba su cadera con la mía, en uno de los movimientos junto su cabeza junto con la mía y zas me soltó un beso, guauuu que esta pasando jajaja mi clítoris volvía a vibrar, solo lucia podía hacer este tipo de cosas, la mire con cara de que haces, pero su mirada de, deja que fluya lo dijo todo, las dos nos empezamos a reír y seguimos bailando, volvimos a ir a la barra a tomar algo pues estábamos sedientas, pedimos dos gin tonic.

Mire a mi alrededor y allí estaba, el misterioso chico de mirada hipnótica, pero que bueno esta le dije a lucia

-Andrea vaya ojito tienes ehh.
– antes cuando estábamos tomando la copa ha pasado cerca nuestra y su mirada me ha provocado,
he sentido un cosquilleo por allí abajo.
-jajajaj andreaaa estas cachondaaa, espera, vas a ver…
-Que haces lucia?? vennn¡¡¡

Ni corta ni perezosa lucia se fue hacia el, os lo dije antes, estas cosas solo puede pasar con ella…Total que cuando menos me lo espero ya me ha hecho el lío, vino con el chico y nos presentamos.

-Que tal, soy juan.
-Andrea, encantada.
– Me ha comentado lucia que te gusta mucho bailar.
-No te creas jeje no se mucho.
-Antes os he visto bailar y yo diría que sabes bailar, pero que muy bien…

ostras nos habrá visto bailar bachata… habrá visto el beso… dios que vergüenza, me sonroje , y el lo noto.
-No seas tímida andrea jajajaja.

Lucia soltó de manera espontánea solo como ella sabe

-Esta de tímida no tiene nada jajaja.

Estuvimos hablando lucia, yo, Juan y un amigo suyo bastante rato, pedimos otra ronda, la verdad es que como dice lucia todo fluye, estaba súper bien, risas y tonteo de manera natural, Juan es un chico misterioso, con tan solo 28 años que tiene, es una persona madura, su voz ronca junto a su mirada hipnótica de ojos verdes me tiene cachonda perdida.

El amigo de Juan se tenia que ir, nos despedimos de el y seguimos los tres de cachondeo.
Cogí a lucia de la mano y nos fuimos al baño, entre al baño baje mi tanga para mear y vi como mi tanga estaba mojado…

-Lucia?
-Que pasa?
-Estoy mojada tía…
-y cual es el problema andrea?
-Ninguno ninguno pero joder como va la noche… antes me besas y ahora juan que me pone mucho
– Deja que fluyaaa jajaja.
-Que cabrona Lucia.

Nos fuimos para afuera, y allí estaba juan , con tres chupitos en la barra esperándonos, bua ahora un chupito y yo voy doblada … tenia a Juan a mi izquierda y a lucia a mi derecha, nos tomamos el chupito de un trago, a lo que lucia me abrazo y susurro a mi oído, déjate llevar… mi piel se erizo, casi me caigo del taburete , me puse nerviosa, lucia cogió y abrió mis piernas un poco, cogió la mano de juan y la puso sobre mis muslos, tenia a lucia tocándome una pierna y a juan la otra, mientras seguían tocándome, lucia se acerco a juan y lo beso, lo cogió de su cuello y lo dirigió hacia a mi y nos besamos, mientras, ellos jugaban con sus manos entre mis piernas…

-Parad…
-No te gusta, dijo juan.
Cogió mi mano y la paso por su vaquero, estaba cachondo, podía notar su polla.

Yo también estaba, muy cachonda, estar allí era perder el tiempo, y yo hacia meses que no follaba, le dije vamos a casa…Lucia me miro con cara de, va campeona que hoy follas, respondí con una mirada lasciva y le dije tu también te vienes a casa…

Cogimos nuestras cosas y nos fuimos para casa, en el taxi juan se sentó a mi izquierda y lucia a mi derecha, ahora era mi turno, cogí y empecé a tocar sus piernas, empezaba a caldear el ambiente, nos empezamos a reír, el taxista miraba por el espejo, pues no entendía nada.

Por fin llegamos a casa, subimos dejamos las cosas, me fui hacía juan y empecé a besarlo, mientras lo empujaba hacia el sofá, juan se sentó, seguí besandolo de manera apasionada, lucia estaba a su lado, ella mientras tocaba sus abdominales por debajo de su camisa, deje de besar a juan y le devolví el beso a lucia, un beso cargado de erotismo, superaba con creces su tímido beso en la pista de baile, me estaba cobrando los intereses, aquí la que manda soy yo…

Quitamos la camisa de juan, empezamos a besarlo, a mordisquearle el cuello, bajamos suavemente las dos por su torso desnudo, chupamos sus pezones, seguimos bajando y mordisqueando sus abdominales, desabroche su pantalón poco a poco con sutileza, baje la cremallera y baje sus pantalones junto con sus boxer, su polla erecta salio catapultada, lucia y yo nos miramos y sin decirnos nada, acercamos nuestras bocas y empezamos a besarnos, de su polla brotaba liquido translúcido, esa polla estaba preparada para recibir placer, la cogí y la dirigí hacia la boca de lucia, mojo sus labios con su lengua y se la metió en la boca, juan soltó un tímido gemido, vaya situación, estaba muy cachonda, me quite toda mi ropa, quedándome completamente desnuda, mi vagina estaba súper húmeda, pase mis dedos sobre ella y quedaron humedecidos, de mi emanaba un manantial, pase mis dedos mojados por la boca de juan, mientras lucia chupaba su polla juan degustaba el elixir de mi interior, empecé a masturbarme mientras veía como gozaban.

Lucia me miraba mientras disfrutaba con la polla de juan, de repente soltó su polla y vino hacia a mi, yo estaba tumbada en la otra parte del sofá mientras me masturbaba, lucia abrió mas mis piernas y acerco su lengua caliente por mi clítoris… joder que gustazo, su lengua recorría toda mi vagina, jugaba con mi clítoris y mis labios, empezó a meterme los dedos mientras me lo comía, mi excitación iba en aumento, mientas juan se masturbaba mirándonos, los dedos de lucia cada vez se movían mas rápido, sincronizaba su lengua con los movimientos de sus dedos, mi respiración se iba acelerando, mi espalda se arqueaba dando paso a sus dedos hasta lo mas profundo de mi interior, hasta que mi vagina no puedo mas y me sumergí en un intenso orgasmo…

Lucia clavo su mirada con la mía mientras se secaba su boca, pues estaba llena de toda mi corrida,
se incorporo y se dirigió hacia juan, empezó a besarlo seguidamente lo tumbo se sentó encima de el y empezó a rozar su clítoris con su pene, la polla de juan estaba exageradamente hinchada, lucia seguía con su juego, movía su cadera hacia arriba y abajo como si lo cabalgase, pero no metía su polla, que cabrona es , lo esta provocando…

Mientras lucia seguía con su juego yo me senté con cuidado encima de la cara de juan de manera automática su lengua comenzó a jugar con mi clítoris, allí estábamos lucia y yo una frente a la otra recibiendo placer de el misterioso juan… Notaba como mi vagina empezaba a contraerse , mi respiración se aceleraba de nuevo, lucia se estaba contagiando las dos empezábamos a gemir cada vez mas y mas, me acerque y empecé a besarla, aquello fue el detonante de un tremendo orgasmo simultaneo…
Me levante para ir a mi cuarto, mientras me dirigía les dije venid, los dos asintieron abrí mi mesita de noche y saque los preservativos, por fin iba a estrenar la caja….

cogí la polla de juan y la enfunde, abrí las piernas de lucia e introduje la hinchada polla de juan, lucia soltó un gemido juan empezó con unas embestidas suaves, como me ponía ver como su polla abría camino por la vagina de lucia. Cada vez las embestidas eran mas y mas fuertes, la cara de lucia estaba roja, estaba gozando de placer, su cadera iba arqueándose hasta que se corrió…

Juan me tumbo en la cama boca abajo y empezó a besarme el cuello, bajaba lentamente por mi espalda, mordisqueaba mis costillas, eso me hacia erizar mi piel, seguía su descenso por mi piel, mordisqueaba mis nalgas mientras las estrujaba con sus manos, abrió mis nalgas y empezó a jugar con su lengua, abrió mas mis piernas para tener mas acceso a mi, su lengua recorría toda mi vagina de arriba hacia abajo, a veces daba algún tímido lametón por mi ano, no podía parar de gemir, se centro en mi ano, introducía la punta de su lengua, y lo recorría en forma de círculos, cogió mis caderas y las elevo me puso a lo perrito, cogió su polla y me penetro, una fuerte embestida recorrió toda mi vagina, comenzó con una serie de embestidas fuertes, joder que gustazo, bajo la intensidad de las embestidas y metió un dedo por mi culo mientras me follaba suavemente, que placer…. empecé a gritar si siii siii, me corro me corrooo¡¡¡entonces volvi a explotar en un intenso orgasmo….

Juan se incorporo, se quito el preservativo, cogió su polla y la acerco a nosotras, estaba claro que quería gozar de esas dos lenguas empezamos a masturbarla, con tanto fluido preseminal que emanaba de ella resbalaba mucho, su respiración se aceleraba, su polla se hinchaba cada vez mas, hasta que no pudo mas y de el broto todo su placer sobre nosotras…

Si te ha gustado el relato y quieres seguir leyendo historias de andreita libertad deja tu comentario y dale a like

Historia creada por eroticumxXx